Un óvalo como herencia

01 Junio 2012 • IP & IT 06/2012

Después de seis años, FORD, la famosa empresa que creó el primer vehículo, recupera uno de sus más valiosos intangibles, el óvalo azul.

Estos valores intangibles estaban en prenda desde 2006 para evitar la quiebra de la empresa durante la crisis financiera.

En España, el artículo 46.2 de la Ley de Marcas menciona que con independencia de la transmisión de la totalidad o de parte de la empresa, la marca y su solicitud podrán transmitirse, darse en garantía o ser objeto de otros derechos reales, (hipoteca o prenda), licencias, opciones de compra, embargos u otras medidas que resulten del procedimiento de ejecución, para todos o parte de los productos o servicios para los cuales estén registradas o solicitadas, e inscribirse en el Registro de Marcas, sin perjuicio de los demás negocios jurídicos de que fuere susceptible el derecho de marca.

Esto es posible porque estamos hablando de derechos evaluables patrimonialmente. FORD los recupera después de que Moody´s y Fitch elevaran el ranting de la deuda pasando de especulativo a grado de inversión. El presidente recordó que cuando la empresa puso en prenda su óvalo, no estaba en juego solo un activo sino toda su herencia