Un abogado debe de estar presente en toda pareja que quiera contraer matrimonio por el juzgado

Tras comprar los solitarios de oro blanco o cualesquieran que sean los anillos escogidos para pedir matrimonio a tu esposa o marido, deberás de contratar a uno o varios abogados que puedan redactar el contrato de matrimonio que ambos deberéis de firmar en el juzgado a la hora de contraer matrimonio. Es en estos casos cuando entra en escena uno de los factores más importantes en todo este ámbito: el dinero. El abogado a contratar dependerá del presupuesto que tengas para la boda, ya que este servicio debería de entrar dentro del mismo al ser una cosa necesaria para celebrar este enlace nupcial. Una vez destacada la importancia del abogado, es entendible que quizá no debas de gastarte tanto dinero al comprar solitarios de oro blanco por no pasarte del presupuesto en cuestión, o que ajustes previamente todos los gastos para poder ir con las cuentas ya hechas y saber lo que puedes gastarte o no en cada cosa.

En una boda todo es muy importante: los solitarios de oro blanco, los padrinos, abogados, juzgados, etc.

 

Una vez realizada toda la gestión y comprado todo lo necesario aparte de los solitarios oro blanco, el contrato deberá de ser revisado por un gestor a posteriori, para que se sepa que todo está correcto y en orden legal, y que el abogado ha realizado bien su trabajo, y entonces, solo entonces, podrás casarte, ya que de lo contrario no tendría ninguna validez legal dicha boda, no sirviendo para nada los solitarios de oro blanco comprados para el matrimonio en cuestión, y teniendo que, quizá, volver a organizarlo todo y buscar una nueva joyería, así como nuevos anillos de boda todo por no realizar los trámites legales de forma correcta, algo que se hubieran ahorrado si hubiesen contratado un abogado en condiciones  gastando algo menos de dinero en los solitarios de oro blanco.

Consejos para abogados recién graduados

Si eres un abogado recién salido del instituto y con el título en mano, seguro tienes hambre de comerte al mundo. Para no pagar la novatada de muchos, queremos darte algunos consejos prácticos que seguramente te serán de utilidad; más allá de brindarte información que tal vez puedas conocer, también será interesante que pongas en práctica algunas cosas. Si logras aprender tan solo una cosa, este artículo habrá servido de algo.

Consejos para abogados

  • El primer consejo que te quiero dar es que nunca obligues a tus clientes a seguir pautas establecidas según lo que tu crees correcto, tus valores, ética o moral. Para empezar, el cliente está pagando por tus servicios para que le digas qué implicaciones puede tener con sus decisiones; no para que le digas qué debe hacer. Aunque cada cliente es un mundo, también pueden pedirte ayuda o que des tu opinión sobre qué harías en su caso; de esa manera entonces si puedes ofrecer tu solución; pero no es la regla y normalmente no sucede así.
  • Por otro lado, vas a tener varias ramas en el derecho; así que te recomiendo explorar todas las que puedas para hallar la que mejor vaya contigo; podrías estar perdiéndote gran parte de tu vida haciendo cosas que realmente no querías.
  • Aprende a escuchar, no te pongas a discutir ni rebajarte al nivel de otros abogados que insultan, utilizan improperios y además humillan a sus competidores.
  • Aunque pienses que tienes el caso ganado y tendrás esos honorarios el día siguiente, no te confíes ni tampoco celebres antes de llegar a la meta. Eso es algo que debes aplicar toda tu vida.
  • Un consejo súper importante es que no intentes sobornar en forma de cariño a alguien del juzgado. Está bien que puedas ofrecer algunas cosillas como agradecimiento o lo que sea, pero si la persona se acostumbra a ello; tendrás a alguien que siempre deberás darle dinero y eso supone un gasto importante.